Añade variedad a tus carnes a la plancha

¿Estás cansado de comer siempre a la plancha porque es muy monótono y la carne está seca y sin sabor? A continuación proponemos una serie de opciones para que la dieta no se te haga cuesta arriba.

Una opción muy buena es marinar la carne de cerdo, ternera, pescado o pollo para luego cocinarla a la plancha y que no esté seca. Se deja marinando en un plato, bol, bolsa de plástico de congelar o tupper un rato antes de cocinarlo y coge mucho sabor y se queda tierna. El tiempo que lo dejes marinando puede variar dependiendo de la carne, pero con unos 30 minutos suele ser suficiente para que coja sabor. También se puede dejar la carne marinada en la nevera e ir cocinándola cuando se pueda.

Algunos ejemplos de marinado light:

– Zumo de limón, ajo y perejil

– Leche, ajo y perejil (para ablandar la carne, en este caso se debe dejar unas horas)

– Zumo de limón, yogur, jenjibre rallado y pimienta

Imagen relacionada– Soja y sésamo

– Salsa Worcestershire, salsa de soja y aceite de sésamo

– Zumo de naranja y Ras El Hanout (mezcla árabe de especias parecida al curry)

– Zumo, ajo, jenjibre, cilantro y vino blanco

Se pueden hacer muchísimas combinaciones con cualquier especia, hierba, condimento y zumos, leche, vino, vinagre, aceite de sésamo, salsa de soja, yogur, miel, salsa Worcestershire (salsa Lea Perrins, utilizada para hacer tartares), etc. Puedes ir probando para ver cuál te gusta más.

Otra opción es acompañar la carne con salsas ligeras caseras. Aquí varios ejemplos:

– Tritura alguna verdura cocida junto con un poco de agua, leche o caldo y te quedará una salsa sabrosa y ligera. También puede añadirse alguna especia o condimento. Ejemplo: calabaza, zanahoria, calabacín, pimiento, brócoli, espinacas, remolacha…

– Haz una salsa de setas rehogándolas con un poco de aceite y ajo y añadiendo opcionalmente cebolla. Luego lo trituras con un poco de leche y te queda una salsa muy rica.

– Salsas que normalmente se hacen con nata, puedes hacerlas con yogur, leche o leche evaporada.

– Salsas tipo mayonesas, añadirles leche o yogur para hacerlas más ligeras.

– Vinagretas como por ejemplo de mostaza y miel; 2 cucharadas de aceite de oliva, una de vinagre, 1 de mostaza y 1/2 de miel.

– Salsas tipo teriyaki. Cuando estés cocinando la carne en la sartén, añade un poco de salsa de soja y miel (poca cantidad) y se reducirá la salsa, dándole mucho sabor a la carne.

Pechuga_de_pollo_plancha_con_pure_ok– Salsas con yogur para acompañar ensaladas, pollo, pavo, etc. Mezclas en un bol yogur desnatado con un poco de zumo de limón o de naranja o vinagre balsámico, alguna hierba, condimento o especia como la pimienta o el curry…

– Una buena opción es añadir salsa de soja con un poco de sésamo tostado. Si se añade salsa de soja, se recomienda no poner sal a la carne ya que esta salsa es muy salada. Recomiendo esta preparación para pescados.

– Salsas con zumo de limón o naranja, añadiendo albahaca, ajo, un poco de aceite de oliva, sal y pimienta (esto también sirve para marinar).

– Salsa de tomate casera, cortando el tomate en daditos y sofriéndolo con un poco de ajo y albahaca fresca.

Hay muchísimas opciones para cocinar la carne a la plancha sin que sea aburrida, ¡pruébalas!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s